CUIDADOS A LA HORA DE CONSUMIR SETAS

 

Desafortunadamente, todos los años se producen en nuestro País, numerosas intoxicaciones, debido a la ingesta de setas, algunas de ellas tienen un desenlace fatal, llegando a producir la muerte. Muchas de las intoxicaciones, de carácter leve, no salen a la luz, pero estamos convencidos de que se producen y en un número elevado de personas.

También estamos convencidos de que todos estos problemas se podrían evitar fácilmente, bastaría con tener una serie de CUIDADOS y PRECAUCIONES a la hora de degustar algún tipo de seta. Las setas podrán ser un manjar más o menos exquisito para muchos paladares, pero nada puede justificar poner en riesgo nuestra salud e incluso nuestra vida, por ello tengamos muy presentes los consejos que a continuación exponemos.

 

1.- No se deben de consumir los ejemplares de los que no estemos absolutamente seguros de su comestibilidad.

2.- No recolectar, para comerlas, setas con volva, anillo y láminas blancas, puede tratarse de una de las Amanitas mortales.

3.- No se deben de recoger ejemplares muy jóvenes. Por un lado podemos confundirlos con especies toxicas (Un champiñón muy joven, puede confundirse con setas mortales del género Amanita) Por otro lado evitamos que esas setas liberen esporas.

4.- Las setas viejas o algo pasadas pueden ser tóxicas, por tanto es conveniente dejarlas que cumplan su función de liberar las esporas. Además ello favorece la puesta de muchos insectos que luego colaboran a la diseminación de las mismas. Un caso típico son los champiñones que cuando las láminas están negras, pueden producirnos problemas intestinales.

5.- No consumir Lepiotas de menos de 6 u 8 cm de diámetro

6.- No es conveniente trasladar las setas en bolsas de plástico, pues el calor y la poca ventilación aceleran el proceso de putrefacción de las mismas y la aparición de larvas.

7.- Al llegar a la casa es IMPORTANTE revisar uno a uno, los ejemplares para evitar algún error o descuido, y ante la más mínima duda hay que desecharla.

8.- No abusemos del consumo de las setas, pues por su composición pueden ser indigestas.

9.- Si por nuestros medios determinamos una especie desconocida, antes de comerla por primera vez hemos de contar con la confirmación de un experto.

10.- Desterrar todas esas “reglas”, heredadas de nuestros mayores, sobre la comestibilidad o no de una seta.

 

 

NO OLVIDES LO QUE HAS LEÍDO

! PUEDE SALVARTE LA VIDA !